Cabecera del Portal turístico

Inicio Portal Turístico Cortelazor la Real

Cortelazor la Real

Imagen de Cortelazor la Real

Cortelazor la Real

A unos 620 metros de altura y en medio de los más bellos parajes del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, se encuentra la hermosa población de Cortelazor la Real.

Cortelazor la Real

Pueblo serrano por su ubicación y por su constitución, es uno de los más interesantes ejemplos de población rural. Respetuoso con el entorno y conservador de sus tradiciones, se presenta como una curiosidad aún virgen a la masiva afluencia de visitantes, guardando celosamente entre sus calles y entre sus casas, el más sabroso gusto de la arquitectura popular de la sierra.

El entramado de sus calles, la arquitectura sencilla de sus blancas casas, el escalonamiento de sus tejados corridos y sus empedrados, otorgan a la población una belleza característica propia de los pueblos serranos.

Se encuentra enclavado en la ladera de una montaña y el paisaje es abierto hacia el valle del nacimiento de la Rivera de Las Huervas. La vegetación y condiciones climáticas tan variadas hacen de este municipio un lugar de los más bellos del Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

El carácter afable de sus habitantes, el cuidado impecable de sus calles y un interés encomiable por respetar el entorno tanto natural como urbano hacen de este hermoso pueblo serrano una pieza de enorme valor. Su arquitectura popular se muestra como ejemplo a imitar, su alrededor, rico en arroyos, cascadas y saltos de agua, invitan a tomar contacto con la naturaleza. Las sierras gastadas que rodean al pueblo acunándolo al arrullo del barranco de la Guijarra, son mudos testigos del paso de los siglos por Cortelazor la Real.

Imagen Panorámica

Parajes insólitos, casa blancas encaladas, calles empedradas, aire fresco, vida sana y mucha paz pueden disfrutarse en este rincón de la sierra. El municipio y su entorno es el lugar ideal para practicar senderismo por antiguos caminos reales que conducen a parajes de sorprendente belleza: El camino a Valdelarco, entre profundos valles y lomas; el camino al Charco Malo y Charco Azul, un bellísimo roquedal a cuyos pies surge un bosque de galería formado por alisos; el camino a Corterrangel, lleva a esta aldea atravesando el Charco del Puente y el prado del Barrial; los Callejones, conducen a la ermita de La Coronada; El mirador del Alto del Palancar, desde donde se pueden contemplar cinco pueblos cercanos.

De sus fiestas hay que destacar las patronales, con alegre diana y toros de fuego; la Romería de La Coronada; Las Cruces de Mayo y San Juan, día en que se porta un chopo hasta la plaza y se coloca junto a la torre de la Iglesia.

Cortelazor vive de la agricultura y ganado porcino. Los lugareños continúan realizando matanzas domiciliarias de los cerdos que ellos mismos engordan durante el año.