Cabecera del Portal turístico

Inicio Portal Turístico Historia de Cortelazor

Historia de Cortelazor

Su Historia su origen

Continuación de la Historia De Cortelazor la Real

El siglo XX se inicia en Cortelazor la Real con un nuevo descenso poblacional que se verá fuertemente acentuado a partir de la Guerra Civil, como en toda la comarca, y en la década de los cincuenta. Sin embargo, en 1923 se creó el Cuartel de la Guardia Civil y es en 1934 cuando se construye el nuevo Ayuntamiento. Este hecho no evita el fuerte éxodo rural que solo se verá frenado en los años noventa. El propio cuartel creado en los años 20 desaparecerá en la década de los 80.

La luz eléctrica llegó al pueblo en el primer cuarto de siglo y su instalación supone, como en todos los lugares en que ocurrió, la subida al carro del progreso. Se transforman los hábitos y las posibilidades.

Imagen Panorámica

El carácter de pueblo pequeño se ve reflejado en una figura que en los años 59-60 pretende desde su posición de dominio eclesiástico movilizar a la gente para conseguir el teléfono y distintos arreglos en la iglesia y en los caminos. Este personaje es el cura Villaldea (el padre José Luis Bernabéu Amo), ensalzado por unos y observado con recelo por otros, fue capaz de aglutinar a la población bajo el interés común, de su mano nació la revista Villaldea que fue el primer periódico local de Cortelazor la Real .

De la década de los 50 es el edificio de las escuelas que se acometió con el plan de Escuelas Nacionales, así como el puente del camino de Corterrangel. En 1951 se construyó el lavadero público de 16 pilas, que aún se conserva.

Actualmente el crecimiento del casco urbano, debido a un abandono progresivo de la vida en caseríos dispersos, ha contribuido a crear una mejor infraestructura que permita esperanzas de desarrollo. A la economía basada en la cabaña ganadera impulsada por la demanda de productos del cerdo ibérico se une el auge de la construcción, junto con la posibilidad de realizar otros trabajos en pueblos cercanos. El fácil acceso a centros más desarrollados de la comarca hace que Cortelazor la Real se convierta en lugar atractivo para residir.

El turismo rural también ha abierto una nueva vía de recuperación económica junto a la recolección de frutos naturales de la sierra como setas, castañas, espárragos, etc.

 

   

Página 3 de 3